Publicado el Deja un comentario

Historia del origami

HISTORIA DEL ORIGAMI

Origami significa «doblar papel». Y lo definimos diciendo que el origami es el arte de hacer objetos mediante el uso de hojas de papel.

Su origen proviene de China y las primeras figuras de origami se remontan al período Heian (794-1185).

El siglo VI traspasó las fronteras y llegó a Japón

En sus inicios sólo estaba reservado a las clases altas ya que el papel era escaso.

Los sintoístas, religión que rinde culto a las fuerzas de la naturaleza y a los antepasados, usaban mariposas de papel en sus ritos matrimoniales, siendo el símbolo de unión intima y amor constante

Las figuras clásicas del origami vienen del Período Edo (1600-1898). Para ese entonces el origami ya no tenía sentido religioso, sino de diversión.

En esta época nacieron las grullas, libélulas, mariposas, ranas y monos.

En general, la tradición del origami se transmitía de padres a hijos

La primera recopilación fue hecha en 1845 y se llama «Kan no modo»

Pero el  origami no sólo atrapó a Japón, sino que también consiguió atrapar a los musulmanes, quienes fueron impactados por todo lo que se podía llevar a cabo con un simple trozo de papel.

Expuilsados los musulmanes de España el origami siguió quedándose en esas tierras para luego extenderse a Sudamérica con las expediciones de Colón y finalmente a todo el mundo.

Entre los fanáticos del origami están

  • El poeta británico Percy Shelley (1972-1822).
  • El autor de «Alicia en el país de las maravillas», Lewis Carroll (Inglaterra, 1832-1898).
  • El pedagogo alemán Frederich Fröbel (1782-1852), creador del kinder.
  • El filósofo español Miguel de Unamuno (1864-1936)
  •  José Ortega y Gasset (1883- 1955).

fuente: www.sectormatematica.cl

En Caokids utilizamos esta técnica para realizar complementos infantiles, como móviles de cuna para bebés y guirnaldas decorativas.

https://caokids.es/categoria-producto/moviles/

https://caokids.es/categoria-producto/banderines/

Publicado el Deja un comentario

La elegancia del erizo

 

Cuando hago conjuntos como este, no tengo pensado con antelación que combinación de colores ni que abalorios voy a utilizar, surgen a medida que voy ensamblando las bolas de silicona y de madera de haya al cordón. Para algunos mordedores tengo diferentes formas de animales que según los colores que estoy utilizando encuentro que unos animales le van mejor que otros, en este caso al ser con colores tierra elegí un erizo.  Recuerdo que en ese mismo momento me vino a la cabeza el nombre de un libro: «La elegancia del erizo» Está claro que esto no tiene nada que ver con un portachupete, un mordedor y un collar de lactancia, pero aprovecho para haceros esta pequeña recomendación si os gusta leer:

«La elegancia del erizo»  de Muriel Barbery

Sipnosis: En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.

Juntas, Renée y Paloma descubrirán la belleza de las pequeñas cosas. Invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. La elegancia del erizo es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida.es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte.

La elegancia del erizo es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte.

También podéis ver su adaptación al cine dirigida por Mona Achache «El erizo»

«La elegancia del buen cine.  Hermoso drama, pequeñito y sin pirotecnia, que habla de sentimientos sin sentimentalismo, adapta un libro sin ser literario e invita a la reflexión sin aburrir»  
Federico Marín Bellón: Diario ABC
«Magníficas interpretaciones . Recoge el testimonio de un film como ‘Amelie’, retrato idealizado de la Francia contemporánea»
Manu Yáñez: Fotogramas
«Un relato alejado del simple melodrama, que muestra la necesidad de estar siempre acompañados» 
Adolfo C. Martínez: Diario La Nación